foto video y documental en valencia
video, foto y documental en valencia
GRETE STERN (Elberfeld, Alemania, 1904 - Buenos Aires, Argentina, 1999) en el Círculo de Bellas Artes de Madrid

GRETE STERN (Elberfeld, Alemania, 1904 – Buenos Aires, Argentina, 1999) en el Círculo de Bellas Artes de Madrid

“Trabajando con prisas y con pocos medios técnicos,

Grete Stern creó una galería de imágenes

que tienen toda la angustia y toda la belleza

y el absurdo de los mejores sueños”

Antonio Muñoz Molina

Fotógrafa de origen judío e idelogía de izquierdas que se formó en la Bauhaus y a finales de 1920 fundó su estudio fotográfico con Ellen Rosenberg, con quien coincidió  también durante su exilio en Londres, tras huir de Alemania a la llegada de Hitler al poder. En el 34 se traslada a Argentina con Horacio Coppola, con quien estaría casada hasta su divorcio en el 43.

Los sueños surgen de una colaboración con la revista argentina Idilio (destinada a mujeres de clase media y trabajadora), que comenzó en 1948 y duró tres años. Cada semana, la revista publicaba, en su sección “El psicoanálisis le ayudará”, el sueño de una lectora, ilustrado por un fotomontaje de Grete Stern. De las 140 entregas sólo se conservan 46 negativos. La vida se mezcla con temores y deseos, y la falta de medios y el exceso de prisas no afectan al asombroso resultado de una estética cuidada e íntegra, que logra crear, a partir de la sobreactuación de las modelos (generalmente su hija y su criada) y a través la parodia, una imagen del universo onírico de las lectoras, desvelando el surgimiento de una nueva mujer que rompía con las ideas tradicionales de feminidad y los roles de género, una mujer que se revelaba ante la idea de ser confinada al hogar, de ser reducida al arquetipo de madre sacrificada que Eva Perón trataba de imponer a la mujer argentina.

La exposición, como si de un descenso a los infiernos se tratara, se encuentra en una pequeña sala, al final de una larga escalinata. Un gigantesco mural del sueño 35 (en que una mujer desproporcionadamente grande se alza sobre un globo terráqueo que flota contra el cielo estrellado, mientras se asoma mirando al infinito, sin poner atención a las montañas nevadas sobre las que flota la tierra) anuncia, antes de terminar de descender la escalera, que nos acercamos a nuestro destino. A la entrada de la exposición, como no, el catálogo de la misma, y para mi sorpresa, un libro de Horacio Coppola, marido de la artista, el doble en tamaño e igual en número (digo para mi sorpresa, porque a la entrada de la exposición de Kandinsky no hay un libro de Gabriele Münter, ni a la de Pollock uno de Lee Krasner, ni… mejor no sigo)

Mi fotomontaje preferido, y el que creo que mejor representa esa crítica a la aceptación, por parte de la mujer de un destino, socialmente impuesto, de humildad y sacrificio, es “Sueños de cansancio”; donde una mujer carga cuesta arriba con una piedra casi del mismo tamaño que ella, la espalda encorvada por el esfuerzo, sujeta la cuerda con ambas manos y dirige su mirada hacia el suelo.

 

Fotomontaje_sin_t_tulo_de_Sue_os_de_cansancio_de_Grete_Stern